viernes, 31 de octubre de 2008

En construcción

Problemas técnicos, el trabajo, crecer a toda prisa... El caso es que no nos ha dado tiempo a comenzar el blog. Como dice el título, está en construcción, que es un eufemismo válido para resumir la verdad: a ver si encontramos un momento para reunirnos y resolvemos los problemas técnicos y empezamos con todo esto. Quizás no empezemos nunca, quién sabe. Hago apuestas, ¿a que sé cuáles van a ser las primeras canciones que elijamos? Eso si somos gente de palabra, claro. La mía la sé por descontado, y aunque luego sorprenderá cuando vaya eligiendo las demás, no puedo evitar que Rod Stewart (prejuicillos a la mar) sea el primer elegido. De mis dos compañeros, a los que mantengo en el anonimato hasta que ellos elijan nick y se presenten, puedo adelantar que sus canciones estarán protagonizadas por un tío muy feo, muy mayor y muy delgado al que apodan con el nombre de un género de lagarto original de las zonas tropicales y por un grupo de escuchimizados de larga cabellera que cantaban mientras iban perdonando vidas y mirando a la camara por las calles de ¿Londres?, ¿era Londres? Si son de palabra los dos acertaré mi predicción. A ver si en breve lo sabemos. Mientras tanto: buena música y paciencia.

domingo, 12 de octubre de 2008

Songs by Songs

Este blog es solo un pequeño juego privado. ¿Alguien conoce el Panorama? Ponen buena música. El jefe tiene una pequeña debilidad por el soul, pero... su grupo preferido son The Romantics. Una noche en la que no estábamos muy animados, y movíamos los pies sin levantarnos del asiento, prometimos inventarnos un juego aprovechando estos nuevos inventos tecnológicos de la comunicación. En realidad, solo fue una disculpa para intentar empezar una conversación. De todas formas, el blog está aquí. Y su funcionamiento va a ser muy sencillo: cada semana elegiremos una canción cada uno. Una canción que forme parte de nuestra memoria sentimental. Explicaremos por qué. Puede que sean razones meramente estéticas o por cuestiones afectivas, sin tener en cuenta si la canción es buena o mala. Cada uno de nosotros tendrá la oportunidad de elegir y de explicar por qué. Es nuestro pequeño rincón para hablar de música y de nosotros mismos. Sin más ambiciones que aprovechar unos minutos de la semana para relajarte recordando por qué queremos tanto a esas canciones que nos han acompañado desde hace tiempo. Y si nos vemos en el Panorama, seguro que bailamos alguna de ellas. Va.