martes, 18 de noviembre de 2008

Okkervil River

Sigo diciendo nombres y canciones recientes, a la espera de que mis dos compañeros se unan al proyecto. Hoy mismo hemos hecho un intento para resolver nuestros problemas, pero el bar que ofrece conexión wi-fi gratuita estaba hasta arriba y como, además, había sido un día largo y cansino, nos hemos limitado a beber la cerveza y charlar. Así que sigo, como digo, escribiendo entradas sobre grupos o canciones que me hayan gustado recientemente, y, mientras tanto, intentamos que el proyecto por el que empezamos este blog se lleve a cabo de una vez por todas. Y el nombre, se ve arriba, es Okkervil River. No es un descubrimiento de hace unos días, pero tampoco es que los conozca desde hace mucho tiempo. Creo que su primer disco lo sacaron hace así como seis años, pero yo no les descubrí hasta el año pasado con The Stage Names, a la semana de escucharlo, descubrí el anterior, Black Sheep Boy, y hace poco que he escuchado por encima el último, The Stand Ins, aunque aún no puedo decir nada de él ni destacar ninguna canción. Mis favoritas supongo que son las favoritas de la gran mayoría de la gente que los conoce: Unless it's kicks, Our Life is Not a Movie or Maybe, A Hand to Take Hold of the Scene (todas de the Stage Names, aunque de este disco me quedaría con todas) o Black Sheep Boy o For Real que creo que son las dos primeras del disco de hace un par de años y ésta última es además el origen de un buen video musical. Hace un año, cuando les descubrí, rebusqué un poco por internet para saber algo más de Will Sheff y los suyos, incluso, porque coincidió en el tiempo con la noticia de la secta ultraortodoxa mormona acusada de abusar de menores y liderada por un tío que se llamaba Warren Jeffs, confundía ambos nombres y le di a Jeffs una guitarra y a Sheff una historia de liderazgo en una secta polígama. Lo que más me gustó entonces de sus canciones y aún me gusta es la energía y la fuerza, y que no puedes contener el aliento, las canciones no tienen estribillo y están en constante ascenso, como buscando salir del fondo de un lago y poder respirar. Algo así. Unless it's kicks es mi favorita. Las letras no están mal, creo que Sheff tiene una licenciatura en Inglés, que vendría a ser algo así como nuestra Filología Inglesa a un tris de desaparecer. Y, lo dicho, aún no he oído el último pero las críticas, que en este caso las he leído antes de escuchar el disco, prometen que es un digno sucesor del anterior, así que será una puesta segura.

martes, 11 de noviembre de 2008

Noah and the Whale

Mientras resolvemos todavía los problemas técnicos, y no sé si irá para largo, voy a ir yo publicando entradas para que no esté el blog parado. Y voy a ir recomendando o hablando de las canciones más recientes que me hayan emocionado o simplemente gustado. En este caso, ambos. La canción es 5 Years Time de Noah and the Whale. Aunque también habría podido poner Shape of My Heart o Give a Little Love o cualquier otra del disco porque, en general, me han gustado todas las canciones. Sin embargo, 5 Years Time se lleva la palma, y no es por la parte silbada, que alguien, creo que en el Rockdelux, la presentó como el silbido que debería jubilar al de Young Folks, pero no tienen nada que ver. Es en parte por la letra, que puede parecer hasta simplona y exageradamente feliz, si eso es posible, pero que a mí me parece luminosa, reconfortante y pegadiza. Es en parte por los arreglos, por el estribillo, por las cuerdas llenas de ritmo y mares en calma y playas soleadas donde David Yvar Herman Düne podría estar con su guitarra cantándole estribillos de azucar a la resaca del mar. Por la voz de él, por la voz de ella, por las palmas, por los silbidos, por los elefantes, por James Dean, por lo que sea, porque todo no tiene que tener una razón y porque 5 Years Time me sigue haciendo sonreír a pesar de haberla escuchado noventa y nueve veces en lo que va de mes, a pesar de los tiras y aflojas con el banco, a pesar del trabajo, a pesar de las corrientes y las tormentas y los atascos y los resfriados y las colas y los programas de televisión, a pesar de mí mismo, a pesar de estar escuchándola por centésima vez. Así que, 5 Years Time y wherever you go, there will be love, que es una forma como otra cualquiera de decirle a alguien que le quieres, ¿verdad?