domingo, 16 de enero de 2011

The Sensational Alex Harvey Band

Sábado, 17:56.
Fumo.
Al otro lado de la calle, hay un parque. Un parque lleno de sombras. Cuatro gilipollas gritan mientras se emborrachan.
Fumo. Termino. Cierro la ventana.
No.
Youtube. Y durante los próximos nueve minutos y treinta y ocho segundos no vuelvo a fumar.

Sábado, 18:07.
Enciendo un cigarrillo.
Los cuatro gilipollas siguen en el mismo sitio.
¿A vueltas con el criterio?
Digamos que "Delilah", para qué te vas a comer la cabeza.
Termino. Cierro la ventana.

jueves, 13 de enero de 2011

Josh Ritter

Yo estaba pensando que en este blog elijo una canción y luego cuelgo el video. Youtube es mi certero colaborador. Cuando termino, leo la entrada una vez más. Puede que hasta vea el video. Una vez más, pero distinto. No es lo mismo escribirlo que leerlo escrito, aunque suene ridículo decirlo. Después, lo dejo ahí. Me voy. Y ya está. Eso es todo.
Un día me aburro más de lo debido y me infundo pensamientos metablogueros. ¿Cuál es tu criterio? ¿En qué piensas cuando elijes? ¿Le gustará a ella? ¿Podrá sonar en el bar? ¿Alguien pensará que eres cool? Cool es la palabra más dolorosa que se me ha ocurrido. ¿Cuál es tu criterio, tío? ¿Por qué has escrito tres entradas en menos de una semana?
Ahora mismo estoy escuchando a un avión aterrizar. Es una bonita canción. Es verdad, es una canción. Una canción es un sonido (o un conjunto de sonidos armonizados) que producen cierto sentimiento o reflejo en quien lo escucha. A veces es placer. A veces arcadas. ¿Es una buena definición? A mí el sonido de los motores de un avión me produce ciertos sentimientos o reflejos. Me trae recuerdos. Y también ansias. Deseos. No es que le encuentre armonía, pero es cool soltar todas estas gilipolleces, ¿no? ¿Cuál es tu criterio, tío?
Lo del criterio venía a que he estado escuchando el último disco de Josh Ritter, y he de confesarlo, me gusta. Yo aún diría más, me emociona. Pero, ¿qué canción elijo? Porque mi favorita es "Folk Bloodbath" pero para eso hay que saber quién es Doug Collins, y quién es Delia, y quiénes son Stackalee y el juez Lyons y por qué Ritter habla de ellos, y, sobre todo, hay que saber inglés. Y leer, porque por mucho inglés que sepa, yo sigo teniendo que leer la letra. Eso me hace parecer más dolorosamente cool aún, ¿verdad? Así que ésa no, no la voy a elegir. Elijo "Change of Time" y me quedo tan pancho, y aunque sea una abstracta declaración sobre el amor y el tiempo, no deja de hablar de amor y tiempo de manera abstracta, así que no, ésa no. Otra. Y pienso en "Lantern" porque Ritter se parece a Springsteen, y además rima si no sabes pronunciar inglés. Pero no me convence. ¿Cuál es tu criterio, tío? Así que al final me decido por "Orbital". ¿Y por qué?
Ahora he abierto la ventana y ya no escucho a ningún avión aterrizando. Se escucha el tráfico. A los perros meando y a los dueños de los perros arengándoles para que meen rápido.
Elijo "Orbital" porque es la decimosegunda del disco y el número doce no me gusta una mierda. Ése es mi criterio. También es de amor, pero es original, que rima con orbital, y así acabo la entrada siendo más cool que nadie.
Y me he quedado sin decir que Ritter es de Idaho pero se fue a New York, que sus padres eran científicos, que me gustaba "Girl in the War" y todas esas cosas que me enseña la conexión de banda ancha de mi casa y no sirven para nada.
Cuelgo el vídeo, publico la entrada y lo dejo ahí. Y me voy, pero no sin antes decir, para ser más cool aún, que también cuelgo el video de "The Curse" porque me gusta y me gusta la historia que cuenta la canción porque si una momia se puede enamorar de una arqueóloga quiere decir que una arqueóloga se puede enamorar de una momia y, por lo tanto, yo puedo seguir escribiendo sobre música sin que la música acabe por mandarme a tomar por culo.
Cool!

martes, 11 de enero de 2011

Best Coast

Qué desfachatez. Mira que confundía yo al grupo de Bethany Cosentino con los Beach House de Victoria Legrand. Beach House, Best Coast, ¿por qué me confundiría? Quizás pensaba que la casa de la playa estaba en la mejor costa, yo qué sé. El caso es que los de Los Ángeles son un trío y los de Baltimore un dúo. A los segundos, aún no los he escuchado, pero ya los he visto en la portada del mondosonoro. A Best Coast he estado escuchándoles hoy. Creo que también están en la lista, pero qué más da.
Luego he tecleado en internet, ¡pum!, la wikipedia.
Lo que más gracia me ha hecho ha sido el listado de fans de la banda que venía en la entrada: Jerry Seinfeld, Bruce Springsteen, Rivers Cuomo, Mark Hoppus de Blink-182 y Thurston Moore. ¡Dan ganas de hacer un chiste! ¿Sabes que tienen en común Seinfeld, El Boss y los líderes de Weezer, Blink-182 y Sonic Youth?... Vaya mezcla.
Best Coast, sin embargo, no mezcla tanto. Un poco de surf, mucho de Beach Boys, suenan la "mal" de bien (un sugus para mí por el chiste) como los lo-fi y a veces recuerdan a Zooey Deschanel pero con ganas de marcha.
Me gusta la mezcla, de todas formas. Me gusta que se les escuche mal, sobre todo en la canción que elijo, "Happy", una canción de poco más de minuto y medio, desinhibida, chirriosa, inquietantemente romántica y sin freno. Es todo lo lejos que podemos llegar los que no tenemos talento: a un estallido eufórico y fugaz.
La semana que viene escucho a los otros, lo prometo, aunque no lo cumpla.

lunes, 10 de enero de 2011

Avi Buffalo

¿Me preguntas dónde estaba yo con veinte años? Buff, no me hagas quedar mal. ¿Y qué música escuchaba? La de tíos que habían muerto, abuelos que salían en las fotos en blanco y negro y tíos más altos, más fuertes y más viejos que yo. Y ahora, ¿cúanto tiempo ha pasado? ¿Quince años? Y te pones a escuchar música de críos que tienen diecinueve años. ¡Tienen diecinueve años! Se nota, claro que se nota, pero también se nota que a sus diecinueve años están haciendo algo mucho mejor que la manera en la que tú perdías el tiempo, cabrón.
Supongo que no hace falta hablar ya de "What's In It For". E e I se acordarán de que mientras tomábamos una cerveza esperando a que saliera Paul Banks vestido de negro, sonó "Truth Sets In" y ¿quién no querría haber compuesto esa canción con 19 años? Estoy seguro de que con 19 años, a mí me habría parecido una mierda, pero bueno. Voy a elegir otra, la última, "One Last".
¿Se parecen a Wilco? Pues supongo. ¿Se parecen a The Shins? Eso hasta lo he pensado yo solo mientras conducía de vuelta a casa, pero también se me ha ocurrido que en esta canción, ella me recuerda a Emma Pollock.
Estoy en racha.
A los treinta y mucho.
Promesa de año nuevo: aprender a tocar la guitarra.
Como cada año.
De aquí en nada, le doy la vuelta a la historia.
Y me arrepiento de las cosas que he dicho, ya sabes: "There is no way to erase what I said".
"One Last"
Avi Buffalo.

domingo, 2 de enero de 2011

Thin Lizzy

We're back in town. Un año más y me temo que este blog redundante y prescindible seguirá adelante quién sabe por qué o para qué. Y la primera entrada del año será retrospectiva y resacosa porque así fue la primera madrugada del año. Lo que aquí llamamos nochevieja y no deja de ser una oportunidad manida y socorrida de emborracharse y hacer y decir cosas de las que te arrepientas a la mañana siguiente (o ya durante la punzante y retumbante comida de año nuevo), fue larga, sudorosa y bastante alcohólica. Se podía fumar en los bares y se podía bailar. ¡Se pudo bailar!, gracias a que fue retrospectiva en el Victoria y estimulante en el Panorama.
También fue un poco irlandesa. Y así se dejó notar hasta en el set del dj por excelencia, elegante con su chaleco negro para la ocasión. El "Whiskey in the Jar" de Phil Lynott y Thin Lizzy se cantó a grito pelado y se bailó como se pudo el folk de la isla esmeralda.
Enredando hoy en la red he visto que lo que queda de la banda dublinesa nos visitará por el pueblo en breve, y siempre es una buena oportunidad para volver a escuchar a los heavys más folkies o a los rockers más countrys de la historia. Por cierto, Van Morrison también sonó, ¿no?
En fin, lagunas del día post-resaca. Pero la resaca que nunca se termina es la de la música, y, en este caso, la de Lynott y los suyos. Thin Lizzy is back in town!