Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2017

Pulpo

Un día me dijo Manu: "Casi haces llorar al Pulpo, ó". Otro día, me lo presentó. Pulpo me tendió la mano y me dijo algo que no recuerdo muy bien, porque, principalmente, eran cosas buenas, y siempre que me dicen algo bueno (algo bueno sobre mí), tiendo a olvidarlo. Nos cruzamos más veces. La última, le recuerdo en la puerta del Cuervo, gritándome "¡Fiasco!", dándome un abrazo y chinchándome porque yo había dicho que no volvería a escribir sobre Porco Bravo. Hablamos, más largo y reposado, una sola vez. Tocaban en El Parral, en Vitoria-Gasteiz, y yo había alargado la jornada de curro para quedarme en la ciudad e ir a verles. Al llegar, estaban probando sonido. Salí fuera con mi cerveza y luego salió él, encendiéndose un cigarrillo por el camino. Me sonrió, se sentó a mi lado en un portal, y empezamos a hablar, mientras veíamos a Txelu Losa venir y marchar. Él llevó la conversación. Hablamos de lo jodido que es el rock y después ir a currar; o lo jodido que es currar…

Hasta Rorschach quiere boogie

No soy yo de sacar fotos en los conciertos. Por eso, luego las pido o las tomo prestadas. El domingo pasado, sin embargo, casi sin darme cuenta, saqué el móvil, apunté como con vergüenza, y apreté el botón. Me gusta lo que quedó. No es que yo sea Juan Gómez o David de Haro, ni tan siquiera me acerco a Robert Capa, pero me gusta. Es como un bodegón rock: bis en reposo para el bajista de los Sumisión City Blues, atento pero como ajeno a lo que sucedía en el frontis del escenario; el cartel del Rabba Rabba Hey! abandonado, al revés, invitando a inventar metáforas retorcidas y exageradas; el merchandising bien ordenado, a la espera, alegoría de lo que rodea a un concierto de música; el romanticismo pasivo de esa funda carmesí; y, sobre todo, la luz: violenta, repentina, colándose por una esquina. Es el halo que envuelve una aparición; dime que se estaba produciendo una epifanía.
El sol, a decir verdad, estuvo asomándose por el ventanal del Satélite T durante todo el concierto. Lo hacía c…