Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2018

Plurales

Dos cosas y empezamos. Una, lo del sábado, aunque estuviéramos rodeados de mil quinientas personas, fue personal, íntimo. Dos, tengo el extraño convencimiento de que no va a ser ésta la última oportunidad que tenga de escribir sobre Porco Bravo. Así que no voy a hacer esta crónica como si fuera la última ni voy a escribir más panegíricos.
El domingo comí en casa de mi madre y en lugar de echar la siesta, bajé al bar de abajo a tomar un café. Que el bar de abajo sea El Cuervo es solo coincidencia. Que me encontrara con Asier Domínguez, también. Nos dimos la mano: qué tal, le digo. “Duro, fue muy duro”. Ya está todo dicho.
Ahora, mi crónica, subjetiva y atropellada, del Pulpofest.


THE RIFF TRUCKERS
Los Riff Truckers abrían festival y lo hacían de manera especial. Debían tener ganas de empezar porque fueron puntuales. Ganas de todo, en realidad: derrocharon energía desde el principio hasta el final. Fueron, además, muy generosos y compartieron escenario con un buen puñado de invitados que …

Una despedida eterna

El martes dormí en una Vitoria-Gasteiz decorada con una lámina de nieve. Me acerqué a El Parral a ver un concierto, midiendo con tiento cada paso que daba. Al llegar, pedí de beber, y viendo que había gente pero hueco suficiente para coger sitio luego, y que Los Retumbes aún estaban preparándose, salí fuera a fumar.  Debajo de la cornisa, viendo a la gente bajar por la cuesta con cuidado, fumaba sin prisa mientras miraba al otro lado de la acera: un portal, el Gora Project, la vidriera de las escaleras mecánicas escondiéndolo todo.  Se lo dije luego a Manu, cagüenla, es que podía verle allí, sentado. Los dos sentados en el portal, tirando de cerveza, compartiendo cigarrillos, con las piernas estiradas y en feliz conversación. Lo conté cuando se fue y escribí en este mismo blog para despedirle. Ese fue el día que más cerca estuve de Pulpo. Hablamos con franqueza, sin prisa por terminar con las palabras, riéndonos y poniéndonos serios, dejando pausas exactas para fumar.  Aquella era un…

Níveos retumbes

1
Así, a bote pronto, creo que hace más de quince años, y estoy haciendo un esfuerzo por recordarlo, desde la última vez que la nieve apareció lo suficiente y en el momento oportuno como para que yo la pueda sacar a colación cuando, en realidad, vamos a hablar de música. Estaba en otro país, era otro Holden, salí fuera del garito a echar un cigarro y caían copos del tamaño de hojas de acebo. Qué pedo me pillé aquella noche y volví a salir horas después de aquel sótano sombrío para buscar un taxi, perderme por el barrio, y acabar sentado un buen rato en el banco de un parque abandonado. Con los cuellos del tres cuartos hasta la punta de la nariz, el gorro de lana hundido, viendo la nieve caer sobre la punta de mis zapatos (cuatro veía) me creía el protagonista de una película de Woody Allen, por lo menos. Hoy también. Nieve, pedo ninguno. Por las calles de nuestra casta y ordenada Vitoria, y añado, Gasteiz, caminaba yo hacia El Parral jugando a comer copos al vuelo, porque me moría d…

Conjunciones

ILATIVA...

Acaba de irse. Ahora, parece que fue un fantasma. Llegó, se sentó, me dio los buenos días, aunque ya fuera la tarde, me preguntó qué hacía. Yo, sorprendido, y algo molesto, le he dicho que nada. Mirando al frente, ha sonreído y frotándose las perneras se suelta: “¿Qué frío hace, verdad?” Todo lo demás, lo ha dicho de carrerilla:
“Yo tengo cincuenta y siete años ya, estoy divorciado, mi hijo murió en un accidente laboral a los 19 años, así que me fui del pueblo, mi mujer me llama de vez en cuando, bueno, mi ex mujer, me pregunta qué tal, dónde estoy, no tengo problemas de dinero, pero si los tengo curro, hago chapuzas, lo que sea, en Astorga estuve un mes trabajando de vigilante, por placer, yo de vigilante, ¿te imaginas?, y así llevo ya doce años, nunca he vivido más de uno en el mismo sitio, busco alquileres baratos, compro coches de segunda mano, mira, ahora conduzco un citroën xsara que le compré a un jubilado en Ponferrada. Vengo de Ponferrada y creo que me voy a ir a Hu…